Sala de prensa       Ambientes seguros       Contacto
  • 17 noviembre, 2022

Amigos en Cristo: abren las puertas del noviciado en Monterrey

Aquél que tiene un amigo suele describirlo y valorarlo de acuerdo con los momentos importantes que han pasado juntos. La presencia de los que más queremos es importante para generar experiencias profundas y duraderas a través del tiempo.

Bajo estas ideas, los novicios abrieron las puertas de su hogar en Monterrey para recibir a sus amigos, hermanos y primos. El objetivo: compartir con ellos su vida en el noviciado.

El sábado 5 de noviembre, alrededor de las 10:00 a.m., los invitados se preparaban para hacer un paseo por la montaña juntos con los novicios. Se organizaban, preparaban sus mochilas, tomaban provisiones y planeaban la ruta.

Antes de esto, los jóvenes tuvieron misa, desayunaron y escucharon una charla del P. Julio Muñoz, L.C. El día había comenzado muy temprano y algunos apenas habían llegado la tarde del día anterior.

Viajaron de Chihuahua, Guadalajara, Ciudad de México, Monterrey de otras partes de México y hasta de Costa Rica. A pesar de esto, parecía que nadie quería perderse el paseo por la montaña.

Los novicios se prepararon semanas antes, idearon una jornada llena de espiritualidad, pero sobre todo de convivencia con sus amigos, prepararon el lugar y se hicieron el propósito de recibirlos en su hogar de forma cálida. Lanzaron la invitación y tuvieron buena respuesta, más de 40 jóvenes estuvieron de visita.

¿Qué hizo que estos 40 jóvenes viajaran en fin de semana a un noviciado? Sin lugar a duda la invitación de sus amigos, pero también la curiosidad de ver y conocer un poco más sobre “aquello” que hizo que su hermano, amigo o primo, decidiera dejarlo todo para comenzar el camino para descubrir un posible llamado al sacerdocio.

Los invitados caerían en cuenta que no fue “algo” que motivó a sus amigos a entrar al noviciado, sino “alguien” que les ha mostrado el amor de su corazón y los ha llamado a seguirlo.

La agenda continuó por la tarde del sábado y terminó el domingo por la mañana. La amistad entre los invitados y los novicios de fortaleció. Descubrieron que a pesar de “salir del mundo”, Cristo seguía bendiciendo cada una de esas amistades sinceras, esas que se preocupan por el otro y que desean acompañarse en la gran aventura de la vocación.

Skin Color
Layout Options
Layout patterns
Boxed layout images
header topbar
header color
header position