• 7 enero, 2022

Diálogo y encuentro entre adultos y jóvenes: la motivación de Laura Cedillo, consagrada del Regnum Christi, para seguirse preparando

Laura Elena Cedillo siempre tuvo una inclinación hacia la formación y los estudios, toda su vida se ha destacado por el ímpetu y la proactividad; con mucha energía busca los caminos adecuados para prepararse y dar su mejor potencial dentro de su vocación como consagrada del Regnum Christi.

Ella inició sus estudios en el colegio Alpes de Saltillo, pero fue hasta su estancia en la preparatoria del TEC de Monterrey donde curiosamente empezó su discernimiento vocacional gracias a un director que, sin saber nada sobre las vocaciones, le preguntó si alguna vez había pensado en ser consagrada. Fue justamente en la oficina del director donde surgió la pregunta que cambió el rumbo de su vida.

Durante su discernimiento vocacional viajó a Roma donde vivió ahí por varios meses, después se consagró  y empezó una formación de tres años. A partir de ahí ha realizado su trabajo apostólico en Colombia y en diferentes ciudades de México como: Guadalajara, San Luis Potosí, Monterrey, León, Hermosillo y Aguascalientes.

Su gusto por la educación la ha llevado a prepararse académicamente en: Licenciatura en Psicología, Maestría en Matrimonio y Familia, Maestría en Psicología de la Salud, Doctorado en Liderazgo y Desarrollo Humano; y un Master en Neuromanagement. Actualmente combinó sus estudios con la consultoría psicoterapéutica dentro de Familia Unida y también ofrece tutorías a jóvenes estudiantes del diplomado de ética en VALIA.

Lo que más le apasiona de su trabajo apostólico es el poder lograr que las personas obtengan su máximo desarrollo en todas las dimensiones de su persona: la espiritual, la psicológica y la humana.

“A mi me ayuda estar en contacto con las generaciones jóvenes y los adultos porque haces una comunicación y comprensión entre ambas”.

Como consagrada del Regnum Christi ha logrado ayudar a muchas personas; lo que la motiva es la pasión de trabajar para que las personas sean felices y se desarrollen de la mejor manera posible.

Laura cumple 36 años como consagrada y su ideal siempre ha sido el mismo: tener una relación personal con Dios, sentirse plenamente llena de Él para poder ser un instrumento de su amor y que sea Él quien toque el corazón de todas las personas a las que ella acompaña.

“Mi vida gira en torno al servicio y ser el instrumento que se requiere ya sea en tutoría, coaching, dirección espiritual o terapia; ya que cada persona tiene una necesidad especial y me gusta acompañarlos y encauzarlos en lo que necesitan en ese momento y trato de observar mediante los ojos de Dios esa sintonía profunda”.

El tiempo de estudio lo dedica para estar actualizada, así es como ella puede servir mejor a las personas.

Para Laura la felicidad es alcanzar a Dios por el amor y eso es lo que la inspira, al igual que su oración y el tener la Santa Misa a primera hora de la mañana. Es el momento donde presenta ante Dios a todos sus pacientes pidiéndole que los transforme y toque sus corazones.

“La mayor necesidad que se vive en la pastoral familiar sería el poder adoptarnos a los tiempos actuales, porque cuesta mucho que quien tiene ideas antiguas se adapte al pensamiento de los jóvenes y creo que se necesita establecer un diálogo cordial y empático que nace de un corazón que comprende”. 

La manera en la que ella contribuye a esta necesidad es estableciendo un diálogo entre los padres e hijos para lograr comprensión entre ambas partes ya que todos nos equivocamos, pero también podemos rectificar y aprender de cada circunstancia o dificultad que se presenta en la vida, para construir encuentros de comprensión.

“Cuando escucho a mis pacientes decir: Dios me ama a través de ti, eso para mí es lo más satisfactorio en mi vida”.

Dentro de las herramientas que se brindan en Familia Unida están el acompañamiento psicoterapéutico, conferencias y cursos. Algunos de los temas que más alertan son la salud mental siendo un reto muy importante porque después de la pandemia se sufre mucho de depresión, ansiedad, soledad y el desafío es darles a las familias la tranquilidad perdida, regresarles a las familias la confianza, la seguridad y proporcionarles herramientas que les ayuden a vivir mejor, sobre todo ser más resilientes ante los continuos cambios que se están viviendo.

Si pudiera Laura mandar un mensaje a todas las familias del Regnum Christi sería este:

“La familia es el ámbito por excelencia de formación en todas las dimensiones de la persona, amen mucho a sus hijos y los hijos a los padres para que se dé una dinámica de un amor siempre respetuoso y que los padres transparenten ese amor de Dios para que los hijos también lo transmitan”.

Skin Color
Layout Options
Layout patterns
Boxed layout images
header topbar
header color
header position