• 31 octubre, 2020

Sección Lindavista del Regnum Christi participa en la megamisión de la Ciudad de México

En respuesta a la petición del Santo Padre, de convocar a todos los bautizados a realizar un mes misionero extraordinario, la Arquidiócesis de México organizó la Megamisión en la Ciudad de México. El objetivo fue reavivar la conciencia misionera de todos los agentes, y a través de ella, llegar a los ambientes socioculturales urbanos donde la acción de Dios se torna muy necesaria. Ayudar a detonar un proceso de constante acercamiento, presencia,  escucha y testimonio misericordioso en cinco ambientes prioritarios: visitas a personas con alguna discapacidad, a personas que viven en situaciones de pobreza, a los privados de libertad, a los enfermos, así como a las comunidades y zonas de aledañas que sufren algún daño ecológico.

Las actividades comenzaron el domingo 29 de septiembre en la Basílica de Guadalupe, donde el Card. Carlos Aguiar Retes presidió una misa para poner el proyecto misionero en manos de María. El 20 de octubre, en todas las parroquias se llevó a cabo el Domingo Mundial de las Misiones (Domund) y el viernes 25 de octubre, se invitó a realizar acciones de manera personal, en la familia o en la comunidad.

El sábado 26 de octubre, los voluntarios inscritos y que tomaron su capacitación, iniciaron la misión. Este día, la sección de jóvenes del Regnum Christi Lindavista, convocó a los miembros de la localidad a vivir la experiencia de ser misioneros, rezar el rosario y participar en la Megamisión.

Awesome Flickr Gallery Error - Gallery ID 152 has been either deleted or not configured.

Los misioneros estuvieron participando en la zona de la Basílica de Guadalupe y alcaldía Gustavo A. Madero, quienes oraron por todos aquellos que tienen alguna necesidad y que han experimentado heridas y sufrimiento en sus vidas; también se rezó por aquellos que se han sentido abandonados.

Al respecto Victoria Mijares, miembro de la sección de señoras de Lindavista compartió su testimonio:

«Cristo nos llama a predicar el evangelio con un ardor de caridad que nos obligue a transmitir a los demás la verdad que hemos encontrado; nos da la fuerza para ser tanto de palabra como de obra un ferviente testimonio del Evangelio.

En el encuentro con Cristo queremos expresar la alegría de ser discípulos del Señor y de haber sido enviados con el tesoro del Evangelio. Ser cristiano no es una carga sino un don.

Es tiempo de conversión. Que el ejemplo de estos jóvenes misioneros, que han experimentado el amor de Dios en sus vidas, nos convierta también en apóstoles resucitados. Pidamos fe y amor que nos convierta en luz y fuego en medio de la oscuridad del mundo. Seamos discípulos misioneros.

El reto de hoy para los católicos es lograrlo, se necesita aumentar la fe y caridad, pedir en oración sea el medio para fortalecer mi convicción de ser un auténtico discípulo y misionero de tu amor. La oración acompañada de acción.»

A esta Megamisión se sumó también la localidad del Regnum Christi Sur de la Ciudad de México y algunos jóvenes de Juventud y Familia Misionera.

Skin Color
Layout Options
Layout patterns
Boxed layout images
header topbar
header color
header position