Sala de prensa       Ambientes seguros       Contacto
  • 3 octubre, 2022

Un llamado a servir a todos: Ordenación diaconal del P. Rodrigo Fernández de Castro, L.C.

El 10 de Septiembre se llevó a cabo en la Catedral de Aguascalientes, la ordenación diaconal del H. Rodrigo Fernández de Castro, L.C. Acompañado de sus familiares, amigos y hermanos legionarios, dio un paso más en su alianza con Cristo frente al altar.

La ceremonia religiosa fue presidida por Monseñor Juan Espinoza Jiménez, obispo titular de Aguascalientes, quien dirigió unas palabras al nuevo ordenante:

“Los diáconos han sido constituidos para hacer memoria permanente de que el servicio a los pobres y marginados pertenece a la esencia de la misión que Jesucristo encomendó a los apóstoles y a toda la iglesia, la primera obra de caridad que hemos de hacer a nuestros hermanos, será mostrarles el camino de la fe”.

Mons. Juan Espinoza Jiménez.

El primer encuentro con Cristo

En el 2008 Rodrigo asistió a un retiro para jóvenes en Chapala, Jalisco, organizado por sacerdotes legionarios. El retiro no era vocacional; sin embargo, estando ahí, sintió que Dios tocaba la puerta de su corazón y le pedía algo más.

Dos meses después, en misiones de Semana Santa, volvió a sentir el llamado con mucha fuerza. Decidió hablarlo con un sacerdote de su confianza, quien le dijo:

“Rodrigo, no sabemos qué te está pidiendo Dios, no necesariamente es una vocación sacerdotal, puede ser que te esté pidiendo más oración, más apostolado o más trabajo en una virtud. Lo que sí es cierto es lo que dijo Benedicto XVI a los jóvenes: No tengan miedo a Cristo, Él no quita nada y lo da todo”.

Esta frase hizo mucho eco en su interior. Luego de un año y medio de discernimiento vocacional, por la fuerza de la oración, los sacramentos y la dirección espiritual, asistió al candidatado de los Legionarios de Cristo en el 2009.

“En los momentos de prueba, de crisis y de cansancio simplemente le digo al Señor: tú me llamaste a esto, ahora ayúdame. Y veo cómo Él me ayuda”.

P. Rodrigo Fernández de Castro, L.C.

Para el padre Rodrigo fue difícil en un principio dejar a su familia, su carrera y su trabajo. Estudió pedagogía en la Universidad Panamericana, también trabajó en un colegio y tenía planes a futuro para su desarrollo profesional.

Ahora en su diaconado, Rodrigo se siente llamado a servir acogiendo a todos, sin juzgar a ninguna persona, buscando defender la verdad. Una de sus frases favoritas es:  “Hay que tener caridad con claridad”.

En conclusión, se siente llamado a ser un diácono que propone la verdad a la luz de Dios con caridad y con claridad, eso en cada encuentro, poniendo siempre a la persona al centro.

¿Qué disfruta hacer Rodrigo en su vida diaria?

Le gusta la lectura, hacer deporte, pasar ratos en buena compañía y sobre todo disfruta compartir su fe en redes sociales. Hace podcasts y tiene cuentas en Instagram y Tiktok donde busca llevar a los demás el amor y la misericordia de Dios.

El Papa y un tequila

El padre Rodrigo estaba en la audiencia general en el Vaticano junto a otros sacerdotes legionarios, ese día el Papa tuvo el detalle de subir al papamóvil a unos niños. Al final del recorrido se detuvo frente a ellos. En ese momento le surgió la idea de decirle algo al Papa, para ver si captaba su atención antes de que el papamóvil se lo llevara; Así fue como comenzó el diálogo que se hizo viral en las redes sociales.

Le preguntaron al Santo Padre ¿cómo seguía de su rodilla? A lo que al Papa Francisco respondió que le vendría bien un tequila.

El video le dio la vuelta al mundo y apareció en una gran cantidad de portales de noticias, tanto católicos como seculares. Se puede ver el video original aquí.

El gesto del Papa

La espontaneidad del Papa le enseña que aunque estamos llamados a ser muy de Dios, también debemos ser del pueblo. Eso se traduce en saber tener conversaciones espontáneas, simpáticas, bromistas, con sentido del humor.

El hecho de que el Papa se haya detenido a escucharle, representa para él, un llamado no siempre a predicar, sino también a escuchar a la gente, de quien puede aprender mucho.

Finalmente el sentido del humor ante una dificultad. El Papa estaba mal de su rodilla, le dolía, pero sacó una broma.

¿Qué pasó después de esa anécdota?

Días después le llevó una botella de tequila junto con una carta. Le compartió el apostolado que hace en redes sociales y algunos temas más personales sobre algunos asuntos de la legión de Cristo. También le dijo que a finales de junio se iría a trabajar pastoralmente a México, le prometió sus oraciones y le pidió las suyas.

Para su sorpresa, unos días antes de dejar Roma, le contactó uno de sus secretarios para decirle que el Papa quería responder a su carta. El Papa le envió una bella carta firmada con su propia mano donde le agradecía la botella de tequila que le mandó, su carta, su cercanía y sus oraciones. También valoraba el trabajo que hacía en redes sociales y le pedía que no se quedara detrás de la pantalla, sino que saliera al encuentro de las personas.

¿Cómo un diácono puede aportar a la cultura del encuentro a la que siempre nos invita el Papa?

“Creo que de muchos modos. Ciertamente el diaconado es una vocación al servicio, pero cada uno lo debe concretar de modo personal según sus cualidades y características. Yo en lo personal me siento llamado a servir siendo un diácono que acoge a todos. Vivimos en un mundo donde la verdad se ha relativizado y muchas personas están siendo lastimadas, ocasionando que se alejen más de Dios y de la Iglesia”.

Semblanza

Rodrigo Fernández de Castro, nació el 10 de febrero de 1989 en Aguascalientes. Fue alumno del Instituto Cumbres Aguascalientes y miembro activo del ECYD y de Regnum Christi durante su infancia y adolescencia. Terminando la preparatoria cursó dos años de pedagogía en la Universidad Panamericana. Fue en ese tiempo, concretamente asistiendo a un retiro para jóvenes de Regnum Christi en Chapala, Jalisco, cuando sintió la inquietud vocacional y comenzó un proceso de discernimiento, que duraría un año y medio y culminaría con su entrada al noviciado.

En el verano de 2009 asistió al candidatado de la Legión de Cristo. Cursó su noviciado en Monterrey, de 2009 a 2011, así como las humanidades, de 2011 a 2013. Estudió filosofía en Roma de 2013 a 2016.

Sus prácticas apostólicas las realizó en dos lugares: primero como asistente de novicios en Monterrey (2016-2018) y después como instructor de formación del Instituto Cumbres León y auxiliar del ECYD y de Regnum Christi (2018-2019). De 2019 a 2022 cursó la teología en Roma.

Actualmente está por iniciar su ministerio en Guadalajara, Jalisco, como promotor vocacional.

Video del evento

Album del evento

Skin Color
Layout Options
Layout patterns
Boxed layout images
header topbar
header color
header position