Sala de prensa       Ambientes seguros       Contacto
  • 16 diciembre, 2021

Sacerdote Legionario de Cristo recibe galardón a los derechos humanos en Guatemala

El jueves 9 de diciembre de 2021 la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG) otorgó la Orden “Monseñor Juan José Gerardi a los Derechos Humanos 2021” a Monseñor Rosolinio Bianchetti Boffelli y a personal de primera línea en la lucha contra la pandemia por Covid-19.

En la ceremonia, que se  realizó previo al día internacional de los derechos humanos que se celebra mundialmente el 10 de diciembre, se reconoció la labor de los médicos Dra. Dania Hernández, Dra. Zulma Calderón, Dr. Mario Napoleón Méndez, Dr. Adolfo Enrique Pérez, la Licenciada en Enfermería Marta Alicia Juárez y al Padre Dennis Doren, L.C., por su trabajo en contra de la pandemia Covid-19 en primera línea y a Monseñor Rosolinio Bianchetti Boffelli por su trabajo en favor de los derechos humanos al apoyar la conformación de organizaciones locales en las primeras comunidades que atendió, promover el respeto de la dignidad humana, el desarrollo comunitario y por su esfuerzo en la beatificación de diez personas que fueron asesinadas durante el conflicto armado interno.

“Con los pocos recursos que han tenido los profesionales de la salud de primera línea, bajo las amenazas del virus, han atendido a los pacientes. La doctora Zulma Calderón supervisó el trabajo en los hospitales y ha denunciado anomalías, para garantizar un tratamiento adecuado a los infectados. El padre Dennis Doren ha dado apoyo espiritual a los pacientes y sus familiares, pese a su propio contagio con el Covid-19. Y Monseñor Rosolinio Bianchetti siempre ha estado con los más pobres y lo más necesitados”, reconoció Nery Rodenas, director ejecutivo de la ODHAG a los galardonados.

Aunque el padre Dennis Doren no es un profesional de medicina, es una persona que ha estado en la primera línea en esta pandemia, como muchos otros sacerdotes que han dado apoyo espiritual a los contagiados y sus familiares. Y aunque sufrió el Covid-19 en propia carne, no se alejó de los necesitados: “No me siento digno de recibir la orden de Gerardi. Yo soy uno más, un eslabón dentro de una gran cadena humana y espiritual que ha sido allí acompañando, fortaleciendo, consolando a los pacientes y sus más cercanos”, relata el sacerdote Legionario de Cristo y director local del Regnum Christi en Guatemala.

“Pese a la malas condiciones y adversidades que presenta el sistema de salud, la pandemia nos ha mostrado la entrega, el compromiso y la valentía del personal de salud ante una situación tan exigente e insegura que es la pandemia del Covid-19”, mencionó la defensora de la salud de la oficina del Procurador de los Derechos Humanos (PDH), Zulma Calderón. Aunque se contabilizan tristemente miles de muertos en Guatemala, el Covid-19 ha demostrado también la grandeza, la valentía, la solidaridad, la caridad y el amor al prójimo de muchas mujeres y hombres que hoy en día son realmente dignos de recibir la orden de Monseñor Juan José Gerardi.

La “Orden Monseñor Gerardi a los Derechos Humanos”, que este año se ha entregado por decimoséptima ocasión, se instauró como un reconocimiento de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala al trabajo que a favor de los derechos humanos, la memoria histórica o la preservación de la memoria de Monseñor Juan Gerardi realicen personas o agrupaciones de personas a lo largo del año.

Skin Color
Layout Options
Layout patterns
Boxed layout images
header topbar
header color
header position